Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog


CABINDA (ANGOLA), 10 (EP/Reuters)

   El Gobierno togolés anunció este sábado la retirada definitiva de su selección de fútbol de la Copa de África que se celebra en Angola después de la confirmación de la muerte de tres integrantes de su delegación en un ataque perpetrado el viernes en el que el autobús del equipo fue tiroteado por rebeldes de la provincia angoleña de Cabinda.

   Siete miembros más de la delegación resultaron heridos en el ataque y uno de ellos, el portero suplente de la selección, Kodjovi Obilale, ha sido trasladado de urgencia al hospital Milpark de Johannesburgo (Sudáfrica) para ser sometido a una operación quirúrgica. “Ahora mismo está entrando en quirófano, pero está estable”, explicó un portavoz del hospital, Barry Bedford.

   El ministro de Administración Territorial y Descentralización de Togo, Pascal Bodjana, confirmó la retirada del equipo de la competición. “El Gobierno de Togo ha decidido que el equipo regrese a casa. No podíamos continuar en la Copa de África en esta dramática situación”, afirmó Bodjana. “Es necesario porque nuestros jugadores se encuentran en un estado de ‘shock’ y porque no tenemos la seguridad ni las garantías necesarias para disputar el torneo”, añadió.

   Incluso antes del anuncio oficial por parte de las autoridades togolesas los propios jugadores de Togo habían manifestado su rechazo a participar en el torneo. “Nadie quiere jugar. Sólo queremos ir a casa (…). No podemos jugar en estas circunstancias y queremos irnos hoy a casa”, afirmó uno de los centrocampistas togoleses, Moustapha Salifou, en declaraciones difundidas por su club, el Aston Villa inglés.

   Otro club inglés, el Manchester City anunció también –antes de la retirada oficial de Togo–, el regreso del capitán togolés, el delantero Emmanuel Adebayor. “Está regresando desde Angola, pero no estamos seguros hacia dónde tiene destino su vuelo”, dijo el portavoz del City Simon Heggie. “Las líneas de comunicación entre el club y Emmanuel Adebayor han estado abiertas todo el día. Hemos hablado con sus asesores y con su novia, y él está regresando a casa”, agregó el club celeste.

   GRUPO SEPARATISTA

   El ataque sufrido en su llegada a Angola en autobús, que se ha cobrado la vida del conductor del vehículo, del reponsable de prensa de la selección, Stanislas Ocloo, y del segundo entrenador, Amalete Abalo, ha sido reivindicado por el Frente para la Liberación del Enclave de Cabinda (FLEC), un grupo secesionista fundado a principios de la década de 1960 que actúa intermitentemente en esta región de Angola separada del resto del país por una franja bajo soberanía de la República Democrática del Congo.

   “Sé que tengo mucha suerte. Un defensa que estaba frente a mi recibió dos disparos en la espalda”, apuntó el centrocampista Salifou. “Nos salvó nuestra seguridad (…). Estaban en dos coches aparte, unas diez personas en total, y devolvieron el fuego. El tiroteo duró media hora y pude escuchar cómo las balas pasaban silbando por encima de mi. Fue como en una película”, dijo.

   El FLEC no está considerado como un grupo que suponga una amenaza grave, pero el año pasado secuestró a un chino que trabajaba en la industria petrolera y reivindicó la muerte de varios militares.
   Un portavoz del Comité Organizador de la Copa Africana de Naciones (COCAN), Virgilio Santos, insistió en que se había recomendado explícitamente a todos los equipos que no viajaran por carretera. “Pedimos a todas las delegaciones de que nos informaran de cuándo llegarían y que nos entregaran los números de pasaporte de sus jugadores”, afirmó Santos en declaraciones al semanario ‘A Bola’.

   “Togo ha sido el único equipo que no ha respodido y no informó al COCAN de que iban a venir en autobús (…). Las normas son claras: ningún equipo debe viajar en autobús. No sé que les hizo hacerlo”, agregó.
   El incidente ha hecho que se cuestionen las medidas de seguridad con vistas al Mundial que se celebrará el próximo mes de junio en Sudáfrica, aunque desde la propia organización ya se ha resaltado que “no tiene sentido” comparar el caso de Sudáfrica con el de Angola.

   “No tiene sentido que Sudáfrica se vea empañada por lo que ocurre en Angola, ya que ni siquiera somos países vecinos”, afirmó el presidente del Comité Organizador de Sudáfrica 2010, Danny Jordaan.

   Sin embargo, el ex seleccionador de Togo Otto Pfister manifestó sus dudas. “Es un auténtico golpe para África. Obviamente se relacionará con el Mundial. Animará a los críticos”, dijo.

   EL RESTO DE SELECCIONES NO SE PLANTEA LA RETIRADA

   El incidente desató los rumores sobre la posible retirada de otras selecciones, especialmente de las encuadradas en el mismo grupo de la fase final de la competición, tales como Costa de Marfil o Ghana. Sin embargo, finalmente ninguna otra selección ha decidido abandonar el torneo. “Ghana no se retira. Hemos pedido un aumento de la seguridad y lo hemos conseguido”, indicó un portavoz del Ministerio de Deportes de Ghana.
   El manager general de Costa de Marfil, Kaba Koné, también manifestó que su selección se queda en Angola. “No hemos considerado siquiera abandonar el torneo.

Los organizadores y la CAF (Confederación Africana de Fútbol) deben mejorar la seguridad (…). Aún puede ser una gran fiesta si se garantiza la seguridad”, dijo Koné.

   Otros países como Nigeria o el actual campeón, Egipto, también han pedido más medidas de seguridad. De hecho, estaba previsto que se jugaran un total de siete partidos en el enclave de Cabinda. El primero de ellos era el Togo-Ghana, previsto para el lunes, el mismo día que el Costa de Marfil-Burkina Faso

%d bloggers like this: