Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog

La actriz norteamericana Megan Fox dejó de ser estrella de Hollywood al menos por un día. La morocha, que suele irradiar glamour en las alfombras rojas, dio un paseo en Los Angeles como una persona normal, sin brillos ni maquillaje.
La joven de 23 años lució como una vecina más con un jean roto y una remera gris y prácticamente nada de make up en su bello rostro.
Fox, elegida en varias oportunidades como la mujer más sexy del mundo, confesó que las nuevas promesas del cine, entre las que se incluye, son simplemente una “mercancía”.
“Tenemos que ser símbolos sexuales. Somos una mercancía y no hay mejor forma de vender un producto que a través del sexo. Pechos, piernas y cola”, dijo.

%d bloggers like this: