Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog

A seis minutos del final del partido, ya cuando los uruguayos jugaban con un hombre menos, apareció la estrella de Huracán, Mario Bolatti, para anotar el gol de la victoria y de la clasificación argentina.
El Clásico del Río de La Plata mas importante de los últimos tiempos se jugaba sobre el gramado de un Centenario que estaba a reventar. Entre uruguayos y argentinos definían el cuarto representante sudamericano en la Copa del Mundo.
Durante los primeros minutos de juego, fueron los del Maestro Tabárez los que se mostraban con ganas de buscar la portería rival. Dos remates de media distancia, uno de Scotti y otro de A. Pereira, inquietaban el pórtico del joven Romero.
También de media distancia, llegó la primera de riesgo para Muslera, cuando un remate de Di María se iba desvíado. Con el cero a cero en el marcador, los primeros cuarenta y cinco llegaban a su fin.
En gran parte de la complementaria, ninguna de las dos vallas pasó mayor peligro. El esférico se disputaba en el ecntro del campo, predominando la imprecisión en ambas escuadras al momento de circular el esférico. Por momentos daba la impresión de que con el empate se conformaban.
Ya cuando Uruguay jugaba con un hombre menos a causa de la expulsión de Martín Cáceres, Mario Bolatti, quién había ingresado a quince del final, anotaba el gol de la victoria para los argentinos. La Albiceleste va directo al Mundial, la Celeste al repechaje.
Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Andrés Scotti, Diego Lugano, Marín Cáceres; Jorge Rodríguez (Édison Cavani, 59’), Diego Pérez, Walter Gargano (Cristian Rodríguez, 71’), Álvaro Pereira; Luis Suárez (Sebastián Abreu, 77’) y Diego Forlán.
Argentina: Sergio Romero; Martín Demichelis, Rolando Schiavi, Nicolás Otamendi, Gabriel Heinze; Juan Sebastián Verón, Javier Mascherano, Ángel Di María (Luciano Monzón, 78’), Jonás Gutiérrez; Lionel Messi y Gonzalo Higuaín.

%d bloggers like this: