Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog

Tres meses después de su repentino fallecimiento, el Rey del Pop sigue siendo noticia. En unas conversaciones grabadas con un amigo, el artista declaraba estar convencido de que Madonna estaba “locamente enamorada de él”, pero que ella no le parecía “nada sexy”.
El cantante y la Reina del Pop se hicieron buenos amigos a principios de la década del ’90, siendo cada vez más continuas las citas entre ambos. Sin embargo, el propio Michael explica en las declaraciones grabadas que nunca se sintió atraido por Madonna.
“Creo que estaba sinceramente muy enamorada de mí, pero yo no lo estaba de ella. Hizo muchas cosas completamente absurdas. Siempre supe que no teníamos nada en común”, afirmaba el cantante en la conversación grabada por su amigo Rabbi Shmuley Boteach.
“No es nada sexy… creo que ser sexy depende de la forma en la que te presentes”, agregó.
Después, en la cinta, Jackson continúa afirmando que Madonna era una de las tantas artistas que envidiaba su fama: “Te admiran y tú sabes que eres increíble y maravilloso porque ellos sienten celos… porque les encantaría estar en tu piel. Ella está celosa. Es una chica, una mujer, y creo que eso es lo que le molesta”.
Michael siguió confesando que se planteó la posibilidad de salir con la actriz Elisabeth Taylor, pero que temía las represalias por parte de la gente y la prensa a causa de los 27 años de diferencia entre ambos.
“Sé que si hubiéramos salido juntos, la prensa hubiera sido tan mala y repugnante que nos hubieran llamado la extraña pareja. Se hubiera convertido en un circo y eso es lo que me duele de toda esta historia”.
Sin embargo, Jackson tenía muy claro quién encarnaba a su mujer ideal: la Princesa Diana. “Era muy especial, muy femenina y con mucha clase. Era mi tipo de mujer, sin duda alguna, más aún teniendo en cuenta que la mayoría de las chicas no me gustan. Sólo hay unas pocas que entran dentro de mi molde. Para hacerme feliz busco un molde muy concreto y ella entraba perfectamente dentro de él”.
En las grabaciones el cantante no sólo habla de mujeres, sino que también menciona al líder nazi Adolf Hitler, al que califica como un “excelente orador”, donde declara muy convencido que podría haberle ayudado a rehabilitarse.
“Hitler como orador era un genio. Para conseguir cambiar a tanta gente y hacerles odiar, hay que ser un auténtico showman… él lo era”.
Sin embargo, también afirmó tener el antídoto contra todos sus males, declarando que “nadie puede ser sólo maldad. A esas personas hay que ayudarlas, darles terapia y enseñarles que alguna vez en su vida hicieron algo mal”.
El amigo del cantante Rabbi Shmuley acaba de publicar estas cintas, recopilándolas en un libro bajo el nombre The Michael Jackson Tapes: A Tragic Icon Reveals His Soul In Intimate Conversation.
Rabbi aseguró que Jackson quería que se publicaran para que el público y sus fans supieran algo más de su vida personal y lo conocieran en profundidad.
Fuente: Europa Press

%d bloggers like this: