Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog

Lindsay Lohan no deja de causar escándalos. Anoche acudió al cumpleaños de su mamá en un restaurante de Nueva York con un outfit ultra sexy: un mini vestido color negro cortísimo y sensuales ligas.

La protagonista de Mean Girls mostró su outfit luego de causar un verdadero revuelo en la semana de la moda de Nueva York cuando se quejó porque no le gustaba el asiento que le concedieron.

“Empezó a mover de asiento a estrellas como Juliette Lewis y Christian Siriano y las hizo sentarse en el piso porque no le gustaba el lugar que le concedieron”, le dijo una fuente al NY Post.

La estrella lució en el último tiempo los labios más gruesos de lo habitual y se dice que habría recurrido a inyecciones de colágeno

%d bloggers like this: