Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog

La decimoquinta fecha de la Eliminatoria hacia Sudáfrica 2010 nos dará un subcapítulo aparte con el choque entre Argentina y Brasil, un partido de estrellas, un clásico de alto voltaje y repercusión mundial, que tendrá una nueva versión este sábado en la futbolera ciudad de Rosario, en una jornada clave en la carrera hacia Sudáfrica 2010. En un estadio que será una caldera por la presión que ejercerá el público, los argentinos buscarán acercarse a la clasificación y los brasileños asegurarse matemáticamente una plaza para la cita máxima de la FIFA.
La selección liderada por Kaká saldrá al campo con la confianza que impone su liderato en la competición regional, y el once al mando de Lionel Messi con la idea fija de que éste es un partido decisivo, en el que sólo la victoria permitirá a los albicelestes mirar el futuro con claridad y esperanza.
A falta de cuatro jornadas para que se decida la clasificación directa de igual cantidad de selecciones y un repechaje, Brasil está con un pie en el Mundial (27 puntos) y Argentina en un cuarto puesto que le incomoda (22). El tópico es que se trata de un partido aparte, un capítulo que puede marcar a fuego a sus protagonistas, una pieza de colección en el fútbol del planeta entre una selección sureña con necesidades, con escaso margen para el error, y un “Scratch” afianzado como equipo.
“Nos jugamos la vida contra Brasil”, afirma el seleccionador local, Diego Maradona, quien sueña despierto con este partido desde la derrota sufrida ante Ecuador por 2-0. “Fallamos en Quito, y ahora no nos podemos equivocar”, mantiene. “No creo que Brasil venga a jugar con cambios fundamentales en la alineación. Y los nuestros saben que donde pase uno con camiseta amarilla, hay que ir detrás de él. Nuestro equipo está bien, con todos los jugadores muy enchufados en el partido”, indicó.
Dunga, responsable de la formación brasileña, asegura que Brasil “está preparado para afrontar todas las presiones” que suponen jugar en un estadio más pequeño que el ‘Monumental’ del River Plate, con los aficionados muy cerca de los jugadores. El entrenador brasileño asegura que no destinará un marcaje especial para Messi, al entender que “no se gana nada con controlar a un jugador y dejar a los otros diez libres”, y añadió: “Tenemos que tomar las precauciones naturales, es lógico, pero tenemos que pensar también en jugar”.
Maradona, en cambio, ha dicho que le preocupa una sociedad entre Kaká y Robinho y afirmó que al delantero de área Luis Fabiano “habrá que ponerle un marcaje estricto”. “Del equipo brasileño me gustaría tener a Kaká, que aporta desequilibrio, y si fuera al revés a ellos les gustaría tener a Messi, seguramente”, comentó al destacar a las figuras de mayor atracción en este encuentro.
Ni Dunga ni Maradona han hablado en los últimos días de sus rivales de la semana próxima, Chile y Paraguay, respectivamente. Un Argentina-Brasil no deja ver más allá.
»Alineaciones:
Argentina: Mariano Andújar; Javier Zanetti, Nicolás Otamendi, Sebastián Domínguez, Gabriel Heinze; Maxi Rodríguez, Javier Mascherano, Juan Sebastián Verón, Jesús Dátolo; Lionel Messi y Carlos Tevez.
Brasil: Julio César; Maicon, Lúcio, Luisao, André Santos; Elano, Gilberto Silva, Felipe Melo; Kaká; Robinho y Luis Fabiano.
Árbitro: Óscar Ruiz, de Colombia, asistido por sus compatriotas Abraham González y Humberto Clavijo. Estadio: Lisandro de la Torre, “El Gigante de Arroyito”, del club Rosario Central. Hora: 21.30 local (00.30 gmt del domingo).

%d bloggers like this: