Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, logró anoche una aplastante victoria en las elecciones generales al conseguir el 51 por ciento de los votos con más de la mitad de los sufragios escrutados, según informa el Consejo Nacional Electoral en su página web.

Por lo tanto, Correa continuará en el cargo los próximos cuatro años sin necesidad de que se celebre una segunda vuelta, algo que no sucedía desde el año 1979.

El mandatario ganó en 20 de las 24 provincias del país, salvo en el Amazonia, feudo de su rival y ex presidente Lucio Gutiérrez.





Correa celebró su victoria desde la ciudad de Guayaquil, donde, al conocer los datos oficiales con los que se avecinaba su triunfo, se levantó y gritó: “Una sola vuelta” ante cientos de seguidores, a los que aseguró que no defraudará a los electores. También hizo mención especial para los ecuatorianos que viven en el extranjero.


Gutiérrez, del Partido Sociedad Patriótica (PSP), quedó en segundo lugar, a mucha distancia de Correa, con un 29,8 por ciento de los apoyos, un porcentaje que no fue suficiente para forzar una segunda vuelta.



El líder del Partido Renovador Institucional Acción Nacional (Prian), el magnate Álvaro Noboa, se adjudicó el tercer puesto con un 10,7 por ciento de los votos.


La victoria de Correa en una sola vuelta electoral es uno de los argumentos que ha utilizado el presidente para anticipar que no negociará con la oposición el futuro del país. A su juicio, su aplastante victoria significa que un posible diálogo para llegar a un entendimiento con Gutiérrez y Noboa constituiría una traición a sus electores, informa la prensa local.


Además, el presidente y líder de Alianza PAÍS consideró que el porcentaje de sufragios logrado por el resto de candidatos no debe ser leído como un rechazo a su gestión, sino como una jugada “de la derecha”, a la que acusó de aliarse con la candidatura del ex presidente Gutiérrez.
Se trata del quinto proceso electoral que Correa saca adelante desde que ganase las elecciones presidenciales de 2006.




Los otros comicios estuvieron relacionados con la redacción y la aprobación de la nueva Constitución que entró en vigor el año pasado y que requería la celebración de elecciones generales.



Es la primera vez desde 1979, cuando la democracia se instauró en Ecuador, que los resultados de la primera vuelta conceden la presidencia al vencedor sin tener que acudir a una segunda. Por ello, Correa se mostró especialmente emocionado y dijo tener sólo “palabras de agradecimiento” a sus seguidores.

%d bloggers like this: