Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog

La autoridad medioambiental de EE UU ha concluido que seis gases de ‘efecto invernadero’ contribuyen a la contaminación del aire.

AGENCIAS. 17.04.2009 – 21:06h
La autoridad medioambiental de EE UU ha decidido considerar como peligrosos para la salud pública los gases causantes del ‘efecto invernadero’, sobre todo el dióxido de carbono (CO2). Tras un estudio científico profundo, ordenado por el Tribunal Supremo en el año 2007, la Environmental Protection Agency (EPA) ha concluido que seis gases de ‘efecto invernadero’ contribuyen a la contaminación del aire y pueden poner en peligro la salud pública.

La decisión señala la intención de adoptar medidas para limitar las emisiones de los gases que contribuyen al calentamiento global

El resultado del informe confirma que la contaminación por gases de ‘efecto invernadero’ representa un grave problema ahora y para las generaciones futuras. “Este problema de contaminación tiene una solución. Una que creará millones de empleos ecológicos y pondrá fin a la dependencia de nuestro país respecto al petróleo extranjero”, dice Lisa Jackson, directora de la EPA. Esta esperada decisión marca un cambio en la posición de EE UU sobre el cambio climático y representa una señal de la intención del Gobierno federal de adoptar medidas para limitar las emisiones de los gases que contribuyen al calentamiento global. En abril de 2007, cinco de los nueve jueces del Tribunal Supremo determinaron que el dióxido de carbono era contaminante. Encargaron a la EPA dilucidar si el gas dañaba la salud y el bienestar públicos y ordenaron que, de ser así, la agencia debía preparar normas para reducir las emisiones de CO2. En diciembre de 2007, la EPA envió un borrador al Gobierno del entonces presidente, George W. Bush, con la conclusión de que el CO2 dañaba el bienestar público. Pero la Administración republicana no acusó recibo del informe y pasó el resto de su mandato resistiéndose a la decisión del Supremo. Investigación con células madre

Por parte, EE UU incentivará la investigación con células madre embrionarias para buscar terapias para enfermedades incurables. Con ello, el Gobierno de Barack Obama ha puesto fin a ocho años de restricciones sobre la financiación con fondos federales a la investigación con células madre embrionarias, e indicó que la ciencia no está reñida con los valores morales. No obstante, ha dejado claro que no apoyará la clonación humana.

%d bloggers like this: