Skip to content

TRP

Just another WordPress.com weblog

Aqui la reseña de El Comercio :

Las esperanzas aún se aferran a una potencial fertilidad del 20% de los 16 huevos en incubación. Solo de eso depende que Solitario George, de 105 años y la última viva de las tortugas galápago gigante (Geochelone abigdoni), originarias de la isla Pinta, tenga descendencia.
En julio y agosto pasados se abrió la posibilidad de que George tenga hijos por primera vez. Dos de sus compañeras (de la especie Geochelone becki, originarias del volcán Wolf ) pusieron los primeros huevos.

Una tercera anidación se registró en septiembre, incrementando las opciones después de 35 años de múltiples esfuerzos para salvar a esta especie de tortuga, que vive en cautiverio en las instalaciones del Parque Nacional Galápagos (PNG), en la isla Santa Cruz.

Tapia explica que normalmente el peso (entre 120 y 130 gramos) baja o sube máximo 15 gramos.

Pero en esta ocasión, a pocos días de eclosionar (los 120 días de incubación de los tres primeros huevos se cumplirán el viernes 21), han perdido entre 35 y 50% de peso. “Con toda seguridad serán infértiles.

Aún se mantienen en las incubadoras”.Sin embargo, se espera que el 20% restante que muestra buen estado llegue a eclosionar.

“Se cumplió con todos los pasos recomendados: chequeo de la temperatura cada tres horas, monitoreo de la humedad cada día…

El problema presentado no es por cuestiones externas”. Bajo esta situación desalentadora, Tapia aseguró que se volverá a intentar con otras anidadas, que se darían el próximo año.

Hasta tanto, George sigue compartiendo espacio con las dos hembras.

%d bloggers like this: